Martúe vuelve a lanzar una edición especial y ¿sabéis lo que significa esto? Que la añada fue excepcional y el vino cosechado a partir de las mejores cepas de sus pagos. Porque no solo es especial la añada, sino su origen, como el de todos los Martúe, Pago Campo de La Guardia. La bodega cuenta con la Denominación de Origen de Pago desde 2009, siendo hoy en día una de las trece fincas en España con esta prestigiosa calificación.

Se trata del Especial de la vendimia de 2014. Tan especial que además es una edición única y limitada de la que se han embotellado 15.120 botellas bordelesas. Este tinto es un coupage de las variedades Syrah (46%), Cabernet Sauvignon (37%) y Malbec (17%) de las cepas más antiguas de las fincas Campo Martuela y El Casar de La Guardia en Toledo.

Además, se encuentran en una zona con condiciones ambientales excelentes para la elaboración de vinos de calidad, lo cual siempre es primordial para Martúe. Para ello, sin perder la tradición, cuentan también con los más modernos avances técnicos. Cada variedad de uva ha sido fermentada por separado con largas maceraciones y ha permanecido 14 meses en barricas de roble francés. Y lo mejor es que mantiene al máximo todas sus cualidades porque no ha sido sometido a duros tratamientos de estabilización y filtrado. Por esto con el tiempo puede aparecer un pequeño sedimento natural.

Tiene un color rojo granate oscuro, de alta capa, vivo y brillante. Es especial a la vista… Y más aún en nariz y boca, con un sabor a fruta negra y bayas concentradas con un punto balsámico al principio. Al moverlo aparecen aromas complejos con notas de trufa, chocolate negro, pimienta y madera tostada.

Y no podía venir en mejor momento, con el buen tiempo, ya que s un tinto más fresco. A diferencia de otros, el Especial 2014 puede y se recomienda maridar con platos fríos, entrantes, mariscos, pescados y carnes blancas.